Sí, hay una alternativa al Capitalismo: Mondragón muestra el camino

- Este artículo apareció originalmente en el sitio de The Guardian en 2012. -

Por: Richard Wolff

No hay otra alternativa al Capitalismo?

¿En serio? Nosotros debemos creer, junto con Margaret Thatcher, que un sistema económico con ciclos repetidos incesantemente; con los costosos rescates para las  entidades financieras y ahora con los programas de austeridad para la mayoría de la población; ¿es lo mejor que los seres humanos pueden hacer?

¿Las tendencias recurrentes del Capitalismo hacia la extrema y la profundización de las desigualdades del ingreso, la riqueza y del poder político y cultural requieren la resignación y la aceptación - porque no hay alternativa?

Yo entiendo por qué los líderes de tal sistema quisieran hacernos creer en NHOA (No Hay Otra Alternativa). Pero ¿por qué los demás debiéramos hacerlo?

Por supuesto, que existen alternativas, pero ellos siempre lo ocultan. Cada sociedad escoge - conscientemente o no, democráticamente o no - entre formas alternativas de organizar la producción y distribución de los bienes y servicios, que hacen la vida individual y social posible.

Las sociedades modernas, en su mayoría, han escogido una organización capitalista de la producción. En el Capitalismo, los propietarios privados establecen empresas y seleccionan a sus directores; quienes deciden qué, cómo y dónde producir y qué hacer con los beneficios netos obtenidos por la venta del producto.

Este insignificante puñado de personas toman todas las decisiones económicas por la mayoría de las personas - quienes hacen la mayor parte del trabajo productivo real.

La mayoría debe aceptar y vivir con los resultados de todas las decisiones ejecutivas hechas por los accionistas principales y los consejos de administración que ellos seleccionan. Estos últimos también deben seleccionar a sus propios reemplazos.

El Capitalismo, por lo tanto, requiere y reproduce una organización altamente antidemocrática de la producción dentro de las empresas. Los NHOA creyentes insisten en que no hay alternativas, a esa organización capitalista de la producción, que existan; o que pudiera funcionar tan bien, en términos de productos, eficiencia y procesos de trabajo. La falsedad de esta afirmación se demuestra fácilmente. De hecho, a mi me lo mostraron hace unas semanas y me gustaría resumírselos  para ustedes, aquí

En mayo de 2012, tuve la ocasión de visitar la ciudad de Arrasate-Mondragón, en la región Vasca de España. Es la sede de la Corporación Mondragón (CM), una alternativa impresionante y exitosa a la organización capitalista de la producción.

La CM está compuesta de muchas empresas cooperativas agrupadas en cuatro áreas: la industria, las finanzas, el comercio minorista y el conocimiento.

En cada empresa, los miembros de la cooperativa (un promedio de 80-85% de todos los trabajadores por empresa) colectivamente son propietarios y dirigen  la empresa. A través de una asamblea general anual, los trabajadores escogen y contratan a un director general; y retienen la facultad de tomar todas las decisiones básicas de la empresa (qué, cómo y dónde producir y qué hacer con las ganancias).

Como cada empresa es un componente de la CM como un todo, sus miembros deben discutir y decidir con todos las otras empresas miembros, cuáles son las normas generales que gobernaran a la  CM y a todas las empresas que la constituyen.

En resumen, los socios-trabajadores de la  CM, colectivamente eligen, contratan y despiden a los directores, mientras que en las empresas capitalistas ocurre lo contrario.

Una de las reglas, adoptadas cooperativamente y democráticamente, gobernando a la CM, limita el salario a los trabajadores/miembros mejor pagados  respecto de los trabajadores de menores ingresos,  a ganar no más de 6,5 veces.

Nada más dramáticamente que esto para demostrar las diferencias que distinguen a esta alternativa de la organización capitalista de las empresas. (En las empresas de Estados Unidos, los CEO se puede esperar a pagar 400 veces el salario de un trabajador medio - una tasa que ha aumentado 20 veces desde 1965.)

Teniendo en cuenta que CM cuenta con 85.000 miembros (de su informe anual 2010), sus reglas de equidad en la remuneración pueden y contribuyen a una sociedad más grande, con mucha mayor equidad de ingreso y de riqueza, que la que es típica en las sociedades que han optado por las organizaciones capitalistas de las empresas.

Más del 43% de los miembros de la CM son mujeres, cuya igualdad de poder con los miembros varones, de manera similar influye en las relaciones de género en la sociedad, diferente a lo que ocurre  en las empresas capitalistas.

La CM exhibe un compromiso con la seguridad en el trabajo que rara vez he encontrado en las empresas capitalistas: está presente en todo, así como en el interior, de las empresas cooperativas individualmente. Los miembros de la CM crearon un sistema para trasladar a los trabajadores de las empresas que necesitan menos hacia aquellas que necesitan más trabajadores - es un sistema muy abierto, transparente, regido por reglas y con viajes asociados y otras subvenciones para reducir al mínimo las dificultades. Este sistema centrado en la seguridad ha transformado las vidas de los trabajadores, sus familias y comunidades, también de manera únicas.

La regla de la CM es  que todas las empresas van a obtener sus insumos de los mejores productores y los menos costosos—sean o no empresas de la CM - ha mantenido a la CM a la vanguardia de las nuevas tecnologías.  Del mismo modo, la decisión de utilizar una porción de los ingresos netos de cada empresa miembro, como un fondo para la investigación y el desarrollo ha financiado el desarrollo impresionante de nuevos productos. Investigación y  Desarrollo dentro de CM ahora emplea a 800 personas con un presupuesto de más de 75 millones de dólares. En 2010, el 21,4% de las ventas de las industrias de la CM fueron nuevos productos y servicios que no existían hace cinco años.

Además, la CM ha establecido y se ha ampliado la Universidad de Mondragón, se inscribieron más de 3.400 estudiantes en su año académico 2009-2010, y sus programas de otorgamiento de grado se ajustan a las exigencias de los estándares europeos de educación superior. El número de estudiantes matriculados en todos sus centros educativos en 2010 fue de 9.282.

La corporación más grande en el País Vasco, la CM es también una de las diez más grandes empresas de España (en términos de ventas o de empleo). Mucho mejor que la mera supervivencia, desde su fundación en 1956, la CM ha crecido de forma espectacular. Durante este tiempo, se agregó un banco cooperativo, Caja Laboral (Manteniendo casi $ 25 mil millones en depósitos en 2010)

Y la CM se ha expandido internacionalmente, ahora operando más de 77 empresas fuera de España. La CM ha demostrado ser capaz de crecer y prosperar como una alternativa a - y como competencia de - las empresas con organizaciones capitalistas.

Durante mi visita, en los encuentros al azar con los trabajadores que respondieron a mis preguntas acerca de sus puestos de trabajo, poder y beneficios como miembros de la cooperativa, me encontré   una familiaridad y sentido de responsabilidad por la empresa como un todo que yo la asocio únicamente con los  altos ejecutivos y directivos en las empresas capitalistas. La conversación fácil (incluido el desacuerdo), por ejemplo, entre los trabajadores de la línea de montaje y altos directivos dentro de la Fabrica de lavadoras Fagor que nosotros hemos inspeccionado fue igualmente notable.

Nuestro anfitrión de la CM en la visita nos ha recordado dos veces  que la suya es una empresa cooperativa con todo tipo de problemas: "No somos un paraíso, sino más bien una familia de empresas cooperativas luchando por construir un tipo diferente de  vida en torno a una diferente forma de trabajar."

No obstante, teniendo en cuenta el rendimiento del Capitalismo español en estos días - 25% de desempleo, un sistema bancario quebrado, y la austeridad impuesta por el gobierno (como si no hubiera ninguna alternativa a esta tampoco) - CM parece un acogedor oasis en un desierto capitalista.

Únete al movimiento con Democracy at Work: democracyatwork.info/esp

Traducción de Eduardo Varga.
 

Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.

connect

get updates